Desde hace unos días he estado revisando profundamente sobre suplementos, quisiera compartir algunos hallazgos con ustedes:

1. Los suplementos no son evaluados por la FDA, ni por alguna otra organización, es decir nadie garantiza que el contenido sea el que proclama la etiqueta.


2. Los suplementos solo se requieren en situaciones especiales.


3. Algunos suplementos necesitan ser guardados en un almacén especial ya que son inestables.


4. Ha habido algunos casos en donde estos suplementos pueden contener productos adicionales (también podemos decir que han sido contaminados con productos adicionales).

Propuestas:


1. Compra suplementos recomendados por tu médico tratante.


2. Si los vas a usar, toma solo los que tengan las dosis recomendadas diarias, evita los que ofrezcan más del 100% del requerimiento y así evitaras toxicidad o síntomas indeseables.


3. No compres suplementos a terceros sino directamente de la farmacia.


4. No consumas suplementos publicitados en redes sociales, o que prometan algún cambio en tu cuerpo como bajar de peso, estas pueden contener algunas sustancias extrañas. Los suplementos no hacen eso, solo te dan los requerimientos nutricionales diarios recomendados por la Academia de ciencias, ingeniería y medicina de los Estados Unidos.

DR. HUARACHI MORALES, LUIS

CMP 44834 RNE 22409

En Clínica Montesur contamos con especialistas que atenderán sus consultas. 

Separa tu cita comunicándote al 317- 4000 anexo 110.