Es una enfermedad silenciosa y multifactorial donde el aumento constante de la presión intraocular produce daños irreversibles en el nervio óptico, si no se diagnostica y trata a tiempo se produce perdida de la visión
permanente. Las personas con antecedentes familiares de glaucoma, Miopes, diabéticos, usuarios de corticoides y de 50 años deben hacerse chequeo frecuente para descartar tempranamente el glaucoma y prevenir que avance.

¿Cómo se diagnostica?

Al ser una enfermedad 90 % asintomática el diagnostico se hace mediante evaluación oftalmológica periódica. El glaucoma es más frecuente en personas mayores de 50 años sin embargo también existe Glaucoma Congénito y el Glaucoma Juvenil. Se debe realizar una consulta oftalmológica especializada que incluya: Toma de Presión Intraocular, Lámpara de Hendidura, Fondo de Ojo (Evaluación del Nervio óptico), Paquimetria, Gonioscopia.

En caso de encontrarse signos clínicos o cambios sugestivos de glaucoma es importante realizar exámenes con tecnología de avanzada (Campo Visual, Tomografía del Nervio y Retinografía)
El Glaucoma es una enfermedad que hoy en día si se diagnostica y se trata a tiempo puede ser controlada y no perderse la visión ya que existen muchas herramientas para el tratamiento.

¿Cuál es el Tratamiento?

El daño provocado por el glaucoma no es reversible. El tratamiento y los controles regulares pueden ayudar a prevenir la perdida de la visión. El tratamiento consiste en reducir las presiones intraoculares y para ello existe tratamiento médico, Laser de Diodo para limpiar la malla trabecular y procedimientos quirúrgicos de avanzada que permiten el control de la presión evitando que el glaucoma avance y controlando la enfermedad.

El Glaucoma es una enfermedad silenciosa que se puede prevenir con consultas periódicas al oftalmólogo para descarte temprano de factores de riesgo y signos clínicos.

Dra. Corina Ponte Dávila
CMP 72701
RNE 34456