Es una de las preguntas que más me hacen. Y lo entiendo. A cualquiera le asusta el peligro que puede significar que su bebé tenga el cordón enrollado al cuello.

En un extremo del cordón umbilical está el bebé y en el otro la placenta. El cordón es la única vía por la cual llegan todos los nutrientes al bebé y también por donde salen todos sus productos de deshecho. Es una vía de ida y vuelta. Y es la única vía. El éxito de un embarazo depende del correcto intercambio de sustancias entre el bebé y su madre. Se estima que, de 10 partos vaginales, 3 nacen con el cordón enrollado al cuello sin ninguna complicación. Asusta cuando está en el cuello, pero puede enrollarse también en el torso, la barriga o las piernas.

Con el trabajo de parto se pone a prueba la placenta y el cordón umbilical. Ambos deben aportar el oxígeno que demanda el bebé para tolerar el trabajo de parto. Cuando la placenta es insuficiente (insuficiencia placentaria) o no es posible el paso de sangre oxigenada a través del cordón (distocia funicular) los latidos del bebé
disminuyen y eso nos indica que no es posible seguir sometiendo al bebé a las contracciones y es necesario hacer una cesárea de emergencia. Esto es casi totalmente improbable cuando el bebé tiene sólo una vuelta del cordón al cuello. El cordón promedio mide 50cm de longitud y eso permite que, en la gran mayoría de los casos, el bebé no se vea afectado.

Un trabajo de parto ideal, un monitoreo materno fetal fantástico, una pelvis amplia y una perfecta dilatación seguramente acaban con un parto vaginal sin complicaciones, pero también, hasta el mejor escenario podría terminar en una cesárea. Me ha pasado. Es por eso que en el trabajo de parto siempre se monitorizan las contracciones y los latidos fetales. Para controlar totalmente los riesgos, identificar los problemas que pudieran presentarse y tomar decisiones rápidas.

Pero mi respuesta siempre será la misma: con una vuelta del cordón al cuello el parto vaginal sigue siendo la primera opción. La cesárea no es la regla, sino la excepción.

Dr. Rodrigo Muñoz Barbieri
Ginecólogo Obstetra
CMP: 64636 RNE: 38781
Separe su cita comunicándose al 979-708672.