Densitometría

La densitometría ósea es una modalidad de imágenes que utiliza rayos X mejorados, de energía dual (DXA), para medir o predecir la pérdida de densidad ósea. El DXA es el estándar actual establecido para medir la Densidad Mineral Ósea (BMD, siglas en inglés).

La DXA se realiza en las caderas y la zona inferior de la columna vertebral. En los niños y algunos adultos, por lo general se explora la totalidad del cuerpo.

Algunos de los usos comunes del procedimiento:

Clínica Montesur.
  • El uso más frecuente de la DXA es para diagnosticar osteoporosis, enfermedad que frecuentemente afecta a las mujeres después de la menopausia, pero que también puede afectar a los hombres y muy raramente a los niños. La osteoporosis incluye una pérdida gradual de calcio, así como cambios estructurales, provocando que los huesos pierdan grosor, se vuelvan más frágiles y con mayor probabilidad de quebrarse.
  • Se utiliza en el seguimiento de los efectos del tratamiento para la osteoporosis y otras enfermedades que generan pérdida ósea.
  • La DXA también puede evaluar el riesgo que tiene una persona para desarrollar fracturas. El riesgo de sufrir fracturas se ve afectado por la edad, el peso corporal, los antecedentes de una fractura anterior, antecedentes familiares de fracturas osteoporóticas y cuestiones relativas al estilo de vida tales como fumar cigarrillos y consumir alcohol en exceso. Se consideran estos factores a la hora de decidir si un paciente necesita tratamiento.

Es decir el examen estaría indicado en los siguientes casos:

  • En una mujer post-menopáusica que no ingiere estrógeno.
  • Cuando hay antecedentes familiares o personales de tabaquismo o de fractura de cadera.
  • En una mujer post-menopáusica que es alta (más de 1.70 m) o delgada (menos de 56 kg).
  • Es un hombre con enfermedades clínicas asociadas a la pérdida ósea.
  • Cuando se utiliza medicamentos que se conocen que generan pérdida ósea, incluyendo corticoides como Prednisona, diferentes medicamentos anticonvulsivos como Dilantin y determinados barbitúricos, o drogas de reemplazo de la tiroides en dosis altas.
  • Cuando hay diagnóstico de diabetes del tipo 1 (anteriormente llamada juvenil o insulino-dependiente), enfermedad hepática, renal o antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Cuando se tiene alto recambio óseo, que se muestra en la forma de colágeno excesivo en las muestras de orina.
  • Cuando hay enfermedad tiroidea, hipertiroidismo.
  • En enfermedad en las paratiroides, como hiperparatiroidismo.
  • Cuando hay fractura después de un traumatismo leve.
  • Cuando hay evidencia en un estudio de rayos X de fractura vertebral u otros signos de osteoporosis.
  • En pacientes mayores si hay las siguientes condiciones
    • han perdido más de una pulgada de altura
    • tienen dolor de espalda sin motivo
    • una DXA arroja resultados límites

Solicita una CITA









Somos una clínica privada con 30 años de experiencia en el país y contamos con un staff médico altamente calificado en diversas especialidades enfocados al cuidado integral de la mujer y su familia.

Últimos blog



Contacto

Av. El Polo 505. Urb. El Derby
Santiago de Surco - Lima

(+51) 317 4000